• Nieves Monterde

Pensamientos mientras se ultima un decorado

Hoy quiero hacer un comentario a raíz de esta foto que tomé durante el rodaje de uno de los capítulos de la serie La Valla, en la que fui Directora de Arte.

Iba de un lado al otro del set durante una pausa en el rodaje cuando me topé con este grupo de figurantes a la espera de ser llamados para participar en una escena.


No hablaban, no fumaban, no ensayaban, no se preparaban: solo estaban pendientes de su teléfono.

Actualmente vivimos enfocados al mundo de la inmediatez de la comunicación y la información. Nuestra vida está estructurada y gira en torno a Internet. Hemos creado una dependencia de la red que tiene tanto de beneficiosa como de dañina.

Pongo unos cuantos ejemplos que son cotidianos en todas, y digo todas, nuestras vidas.

Es así desde que nos levantamos incluso sin usar despertador, pues una app es la que nos avisa que hay que levantarse. Por no hablar del Internet de las cosas…, pues ya sabemos que está cada vez más introducido en nuestras casas.

Sales a la calle, y probablemente uses Maps tarde o temprano. Por suerte, contamos con acceso a toda la información que nos proporciona la red.

Seguro que si vas en transporte público, mires donde mires todos están conectados a Internet en el trayecto.

En el lugar de trabajo la inmensa mayoría lo primero que hacen tras encender el ordenador es conectarse a Internet para consultar correo, novedades, agendas compartidas con compañeros, planificaciones de trabajo.


¿Y todas las conversaciones con amigos y familiares que hacemos al día? Sería imposible hablar cara a cara con todos, no tendríamos tiempo suficiente para dedicar a cada uno si no recurriéramos a la red.

¿Y a la hora de la compra? ¿Podríamos comprar a cualquier hora sin colas y sin horarios? ¿Podríamos tener acceso a tal variedad de productos fabricados en cualquier lugar del mundo?

Los pagos a través de banca online es otro aspecto de Internet que ha revolucionado nuestro modo de actuar. ¿Cuantos de nosotros lleva semanas sin pisar una sucursal bancaria?

Y si pensamos en el entretenimiento, vemos que la música, el cine, la diversión en general se disfruta cada vez más online.

También el poder tener una atención sanitaria más ágil al poder obtener la cita previa o consultar nuestra historia clínica es otro de los logros que se ha puesto a nuestro alcance.


Sin duda, lo más positivo que Internet ha logrado es conectar a las personas, crear nuevas formas de trabajo y nuevas formas de aprender. Resumiendo en la actualidad, Internet nos salva la vida varias veces al día.

Pero imaginemos por un momento que no existiera. Probablemente intentarías quitarte la vida al instante. Por suerte, no podrías conseguirlo porque, al no disponer de Google, no sabrías cómo hacerlo.

Todos estos pensamientos me surgieron al ver a la figuración a la espera de ser llamados por dirección y llamó mi atención mientras ultimaba los retoques del decorado con mi equipo.


La Valla es una serie producida por GoodMood para AtresMedia